El legado del deportista local fue entregado por el Presidente del Concejo Deliberante a cargo del Departamento Ejecutivo, Pablo Rosso, y el Director de Deportes de Villa María, Adrián Gómez Nellar, al Presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Héctor “Pichi” Campana, en una ceremonia de la que participaron también integrantes del Directorio de la citada repartición Provincial.
La bata, los guantes y el pantalón que utilizó el campeón mundial durante su carrera fue una donación efectuada por el villamariense Héctor “Tito” Campos, quien resguardaba los elementos icónicos de Ballas.
Al respecto, Gómez Nellar dijo: “Este es un reconocimiento a nuestro campeón mundial, un humilde chico de barrio que con mucho esfuerzo hizo realidad su sueño, el de ser campeón mundial, convirtiéndose en un orgullo para los villamarienses y todos los argentinos” y agregó “ahora en el Museo del deporte provincial también está presente Gustavo junto a otros cordobeses que alcanzaron la gloria y creemos que es un justo homenaje”.
Cabe señalar que Gustavo Ballas se consagró campeón del Mundo de los Supermoscas al derrotar en el Luna Park al coreano Suk Chul Bae, en el mes de septiembre de 1981. Es propicio recordar que la citada Sociedad de Economía Mixta, homenajeó a Ballas al cumplirse 35 años del título, colocando una placa recordatoria en la vivienda ubicada en calle 9 de Julio 1010 de barrio Rivadavia, lugar donde transcurrió su infancia el púgil local.
Acerca del Museo del Deporte
El espacio resguarda más de 200 objetos originales relacionados al deporte cordobés y argentino de todas las épocas. Allí se exhiben los cinturones de Campeón del Mundo del boxeador Santos “Falucho” Laciar, las medallas olímpicas de Soledad García y Georgina Bardach y elementos de David Nalbandian, Daniel Willington, Oscar Cabalén, Jorge Raúl Recalde, Gabriel Raies, Ruben Magnano y Paulo Dybala, entre otros.
También la Copa Conmebol obtenida por el Club Atlético Talleres, la primera Copa disputada en el fútbol cordobés en 1913, ganada por el Club Atlético Belgrano, entre otros significativos trofeos. El Museo cuenta con 500 metros cuadrados cubiertos y tiene espacios fijos como la sala de proyección, el sector destinado al Mundial 1978 y el de los Cordobeses Olímpicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *